Reflexión Número 13

Hay quienes saben que mienten y lo siguen haciendo; tal vez esperan que sus mentiras nunca sean descubiertas. Otros más mentimos por omisión; es decir, cuando callamos la verdad sabiendo que es necesario hablarla.

Finalmente, las mentiras no te pueden conducir a algo bueno, estas sólo pueden beneficiar a la duda, y a la desconfianza. Cuando sabes que alguien cercano a ti te ha mentido, difícilmente podrás depositar nuevamente el 100% de tu confianza, estarás esperando otro momento en que te falle, en que te mienta.

Así que, no demos pie a que las dudas nos alcancen, no demos oportunidad a que una buena relación fracase a causa de mentir.

No olvidemos que también se miente por omisión.
From http://goo.gl/mF6exi

Anuncios

Gracias por dejar tus comentarios. Son muy importantes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s